SOBRE LO APRENDIDO DURANTE EL GRADO DE ARQUITECTURA EN UPC – ETSAV

¿ARQUITECTURA APRENDIDA EN EL GRADO DE UPC – ETSAV?

¨La arquitectura sólo se considera completa con la intervención del ser humano que la experimenta. En otras palabras, el espacio arquitectónico sólo cobra vida en correspondencia con la presencia humana que lo percibe…

…En nuestra cultura contemporánea, en la que todos estamos sometidos a una intensa estimulación exterior, en especial por el medio electrónico, resulta crucial el papel del espacio arquitectónico como refugio del espíritu. Aquí, de nuevo, lo más importante son la imaginación y el elemento de ficción que contiene la arquitectura, más que lo sustantivo de ella. Sin adentrarnos en el ambiguo reino del espíritu humano -felicidad, cariño, tranquilidad, tensión-, la arquitectura no puede alcanzar ese contenido de ficción que pretende. Y éste es el reino auténticamente propio de la arquitectura, aunque sea imposible formularlo. Sólo después de contemplar ambos mundos, el actual y el de ficción, puede existir la arquitectura como expresión y elevarse al reino del arte.¨

Tadao Ando, 1995. Discurso al recibir.

Sinceramente, no me decanté por la arquitectura de una manera vocacional. Por las circunstancias del momento y el futuro negro que se veía para dicha profesión. Digamos que una ingeniería apetecía más, a nivel de “nomina”. Sin embargo, sí que apetecía más disfrutar diseñando y de alguna manera “dejando correr la imaginación y la creatividad”, que resolviendo problemas durante horas para descubrir, que por una integral mal resuelta, todo el problema deductivo había vuelto a su estado inicial, sin resolver.

Así que decidí dar un impulso concreto a la moneda para que rodara en aire, escogiendo sin querer cual sería mi futuro. He de añadir que no me arrepiento, puesto que ahora, aunque podría haber encajado en otros sitios, es lo que quiero.

Tengo que confesar que nunca fui buen estudiante en el colegio. Concretando, entre Primero y Segundo de Bachillerato, tengo una media de 5 suspensos por Trimestre. Este dato no lo escribo con orgullo, y mucho menos sabiendo que mis padres se dejaron la piel para llevarme a un buen colegio. Después de todo, sí que lo reconozco como uno de los hechos por los que hoy puedo haber cursado la carrera a curso por año.

Considero que de todo se aprende, y cuando empecé los estudios de Arquitectura Técnica Superior, con 19 años, decidí ponerme a estudiar. Entre otras cosas, viendo mi futuro muy lejos de estudiar una carrera, tengo que agradecer a mis padres por lo claros que han sido conmigo, a Pere Terrades y a Josep Soler, por la paciencia y el cariño con el que me trataron en el colegio, por las conversaciones y la motivación.

Solo empezar ya noté que la carrera, no era un simple trámite para poder ejercer, y así fue como entendí que la arquitectura tenía otro sentido más allá del que me había formulado durante el verano previo al inicio del curso.

Llegué pensando que diseñar y construir edificios, era el clásico trabajar para vivir, y no vivir para trabajar). Pero poco a poco, he entendido que la arquitectura es el ejercicio básico para posibilitar dicha vida. O no escuchamos con frecuencia: “Que ganas de llegar a casa y descansar”. Esto ha hecho plantearme hasta qué punto es la arquitectura es templo físico de la vida humana. Como el espacio que hace vivir de una manera u otra, como el espacio formando parte de la vida misma, el espacio al servicio de las personas.

Debo aclarar que esta manera de concebirla, fue gracias al primer profesor que tuve de proyectos, Emiliano López. Un profesor que daba una merecida importancia al espacio, pero mucho más a la repercusión de este sobre la persona.

Posteriormente, se consolidó con la sesión de inicio de curso de Estructuras II, que en aquel momento impartía Robert Brufau, que dejó claro que “licenciados había demasiados, pero que de Arquitectos faltaban a patadas”.

Finalmente se cerró con una crítica comparativa sobre la vida, la arquitectura y la manera de aprovecharla, que nos regaló Carles Llop, fruto de su frustración ante el pasotismo de la clase, durante una corrección de Urbanística IV.

Te dejo el link de la guía docente, si estás interesado en estudiar el grado de arquitectura en la UPC – ETSAV.

CONOCIMIENTOS Y ARQUITECTURA

A lo largo de todos los estudios universitarios, se nos han impartido innumerables sesiones teóricas, correcciones, sesiones prácticas, etc. Pero paralelamente a esto, la carrera en sí, te enseña y prepara en otros aspectos que pongo al mismo nivel que los intelectuales.

Autocontrol, superación, exigencia, fuerza de voluntad, organización, paciencia, son algunas de las virtudes que he adquirido durante la carrera. No solo en los estudios, en familia, en el trabajo, en situaciones complicadas, y para la vida misma. Se nos ha enseñado a nivel educativo, las herramientas para poder hacer la arquitectura tal y como se entiende de hoy en día, y haciéndote reflexionar para generar un estilo propio.

Por otro lado agradecer a la ETSAV, la importancia que dan al trabajo en grupo, puesto que de hoy en día es como nos lo encontraremos en el mundo laboral. Si bien es cierto, como futuro Arquitecto, tengo mi orgullo, mi personalidad de proyección, mis manías y mis gustos. Por esto ha sido un placer aprender de los demás, ceder en decisiones y tomar las riendas en otras situaciones.

A continuación expongo una valorización de las materias cursadas a lo largo de la carrera, por campos de estudio y destacando dentro de ellos las asignaturas que más me han influenciado, sin dejar de lado el reconocimiento a la aportación del resto. De todas maneras, mentiría si no dijese que de algunas materias no he aprendido todo lo que me habría gustado.

Si bien es cierto, que en el grado de arquitectura en la UPC, he echado en falta muchos aspectos. Entre ellos algunos que considero realmente importantes como:

  • Las fases de un proyecto de arquitectura. COMPLETO! (link).
  • El Cálculo de los honorarios de un arquitecto. (link).

CONSTRUCCIÓN Y TECNOLOGÍA

Nunca me ha costado demasiado ponerme a trabajar, desde que salí del colegio y sabiendo que llevaba 10 años pasando del estudio, decidí no volver a caer en la misma monotonía. Realmente, en el grado de arquitectura de la UPC, he aprendido a disfrutar del trabajo y el estudio.

Las construcciones, me han gustado e interesado de manera exponencial. Entre otras cosas porque veo de una manera clara, que el contenido és de suma importancia para el futuro.

Debo confesar que en Sistemas Constructivos, me cuajo de pleno por lo que aprendí, todo eran conceptos nuevos. Clases mucho más que interesantes.

En la materia de Envolventes Ligeras, aprender es fácil, experimentando con el detalle y la envolvente de edificios tecnológicos por capas y acabar haciendo una maqueta del detalle a escala real. Una de las muchas noches sin dormir, pero con un recuerdo especial. Aunque hay que decir que el trabajo realizado no corresponde a los 4 créditos atribuidos.

Construir lo proyectado, una de las asignaturas más útiles y completas a nivel de construcción, pero quizás la más general, aunque se llegue a definir cada detalle del proyecto. Poco tiempo para tanto trabajo.

ESTRUCTURAS

Aunque no he sido brillante dentro del campo de las Estructuras, siempre ha sido una de las asignaturas que más me han interesado. Valoro de manera muy positiva el curso de Estructuras II. Un parón práctico para ordenar conceptos teóricos, sobre todo después de Estructuras I que te deja con la muñeca destrozada (el Sr. Joan Ramón Blasco iba demasiado deprisa en clase).

Tengo que decir, que el curso menos aprovechado, Estructuras III. Sin duda alguna interesante, pero resultados muy flojos en comparación con el resto de cursos.

REPRESENTACIÓN GRÁFICA

Respecto a la expresión gráfica impartida en el grado de arquitectura de la UPC, hay muchos pros y muchos contras.

Creo que cuando algo no es como te parece que tiene que ser, uno se ha de adaptar e intentar aprovechar todo lo que se puede. El filtro siempre deja pasar líquido, y depende de nosotros cuan grandes son los agujeros de la red.

Esto lo digo, porque siempre que he llegado a una entrevista de trabajo, me han preguntado por AutoCAD (somos promoción de MicroStation), y no porque no lo pusiera en el CV, sino porque ya sabían que de la ETSAV no se sale con el programa dominado. Personalmente estoy en desacuerdo con esto.

A mí me parece que MicroStation, a nivel funcional le da muchas vueltas a AutoCAD (viendo lo que se mueve en el mundo laboral, decidí aprenderlo por mi cuenta), pero que a pesar de ello, prácticamente no se utiliza a nivel profesional.

Por otro lado, Representación Arquitectónica III, es de extremos. A nivel conceptual, estamos rozando el diez, ya que te enseñan a representar después de haber estudiado lo que quieres expresar. Pero a nivel práctico, estamos muy por debajo de las expectativas potenciales de la materia. Cursándola eché de menos que me enseñaran alguna técnica actual, para expresarme gráficamente (supongo que de representar a mano, ya me había cansado).

URBANISMO

El Urbanismo, me parece de suma importancia, imposible de desligar a la Arquitectura, pero me habría gustado para las asignaturas otro tipo de metodología para cursarlas.

A nivel de interés, siempre empezaba los cursos con gran entusiasmo, pero a medida que avanzaba el curso, lo iba perdiendo.

Cuando llegué a Urbanística IV esta concepción cambió, y pude disfrutarla, e incluso más que de algún taller de proyectos que ya comentaremos.

OPTATIVAS

Las optativas, son un buen momento para estudiar lo que te interesa. Arquitectura Bioclimática, recomendable sin duda, la seleccioné porque Diseño Ambiental del Edificio, -impartida por Arcadi de Bobes- (aunque es una de las tres materias que suspendí, por problemas externos a la Universidad, y que a lo largo del siguiente cuatrimestre recuperé sin perder el ritmo de la carrera), me dejo con muy buen sabor de boca. Quise entrar más a fondo en el mundo de la Sostenibilidad y la Eficiencia Energética.

Paisajes Culturales la escogí, para tener el placer de volver a cursar una materia con Carles Llop. Sabía que de sus clases, solo se pueden sacar buenas referencias, buenos conceptos y aprender hasta en el campo de la etimología, que tanto le gusta.

COMPOSICIÓN

Respecto a los cursos de Composición, he de empezar dejando claro, que me han hecho reflexionar después de cada sesión. Todos los seminarios teóricos, me han creado debates interiores, y esto lo valoro muy positivamente, ya que al final de cada reflexión sacaba una conclusión, y del conjunto de conclusiones, una manera de entender la arquitectura a nivel compositivo. Probablemente la rama que me ha despertado más el interés de todo el grado de arquitectura en UPC.

Debo confesar que en la sesiones de Composición IV, impartidas por Josep Giner, empecé a plantearme realmente y de manera personal muchas de estas cuestio nes. Pero no por el contenido de la asignatura en sí (ya que no prestaba mucha atención), sino por los debates que se encendían después de las exposiciones de los textos, y que me dejaban reflexivo durante la exposición del siguiente.

Con esto no niego, que la formación académica adquirida sea un desastre, al contrario, es en potencia la mejor que podría haber recibido. Esto lo digo, porque me sorprende la cantidad de debates referentes al tipo de solución, al tipo de composición, al tipo de espacio, que he tenido en todos los trabajos en grupo, pero quizás he echado en falta debates tan simples como el más general de ellos. ¿Qué arquitectura?.

TALLER DE PROYECTOS

La columna vertebral de la carrera, Taller de Arquitectura en Proyectos, me ha aportado organización, autocontrol y autosuperación. En concreto para llevar al día el grado de arquitectura en la UPC, pero sin perder de vista que no es “toda” mi vida, por lo tanto a saber distinguir cuando hay que trabajar, pero también cuando hay que dejar de hacerlo. Me ha enseñado a saber disfrutar del trabajo, pero también a saber controlarme y exigirme, el hecho de poder estar sentado durante toda la noche trabajando teniendo la cama a dos palmos de la silla, se dice a bote pronto, y creo que es algo que todos los que cursan la carrera lo acaban asimilando.

Concretamente durante el séptimo cuatrimestre, en el que cursaba el PTB (concurso de Instituto público, impartido por Jorge Parcerisas), que además coincidía con Urbanística III y con Envolventes Ligeras, tomé una de las mejores decisiones a lo largo de la carrera, no dejar de dormir ocho horas diarias por trabajos universitarios. Es un cuatrimestre duro, sellado con la marca “sufrido” y en cierto grado, complicado, pero llegué a un punto de superación, siempre cansado y agobiado, con una media de sueño durante el último mes, de 5 horas.

Este lema -seguramente planteado por todos los estudiantes- para mí, hoy es prioritario a la carrera. No por lo que se dice en él, sino por lo que conlleva.

Recuerdo el momento en el que me hice dicha promesa. Acabando de hacer la imagen de la siguiente hoja, a las 5 de la mañana, sin haber dormido, y a cada persona que colocaba pensaba: “Yo también quiero mis momentos de “patio” en la carrera”.​

FUTURO Y ARQUITECTURA

Agradezco todo lo aprendido en el grado de arquitectura en la UPC. Llegando al final de esta experiencia, no me planteo dejar de seguir formándome. El conocimiento y el estudio, son campos de los que no me quiero desligar, son algunos de los grandes dones que tiene el hombre. Por esto, me planteo estudiar otra carrera, realizar cursos o master que me aporten conocimientos en otros campos como; la economía, la expresión gráfica, las telecomunicaciones, y la historia.

Pero sin duda, poniendo priorizando la montaña, el deporte, conocer mundo, viajar y de la familia.

Con todo lo dicho, todo lo aprendido y todo lo reflexionado, me planteo cual será mi futuro profesional. Si me pregunto qué es lo que quiero, responderé con un despacho propio (después de haber adquirido cierta experiencia laboral), para poder hacer arquitectura. Si me pregunto dónde realmente me veo, responderé con lo mismo.

Por otro lado, dentro del mundo de la Arquitectura, me gustaría investigar, estudiar y analizar el dinamismo de las personas, conocer el tipo de sociedad que tenemos actualmente en diferentes lugares, aprender de ello y proponer espacios que se ajusten a las necesidades, o incluso, que obligue a mejorarlas. La arquitectura al servicio, de la familia, de la persona y de la función.​​

“Organizamos el espacio para que el hombre viva. Si se ignora al hombre, la arquitectura es innecesaria”.

Alvaro Siza, durante una entrevista sobre la Expo98.

Para cualquier consulta que tenga, no dude en dejar un comentario, llamarme o enviarme un correo, estaremos encantados de ayudarle en lo que sea.